Semi-naturaleza muerta


Rosa recién cortada y bote con cápsulas Nespresso.

3 comentarios:

Carol Blenk dijo...

Qué minimalista. Qué bueno el café. Qué buenos los desayunos. Qué bueno el olor. Qué bien huele la piel.

Audrey dijo...

Qué pena que todo acabe. Yo ya he vuelto de Formentera (menos mal que la cafetera Nezpresso me seguía esperando en casa...)

Carmen dijo...

ayyy qué recuerdos tan distinstos nos traen las capsulitas :))

Blogs que sigo