guurg


De pequeña me gustaba mucho jugar a canicas. Era bastante buena, la verdad.

2 comentarios:

Carol Blenk dijo...

Pequeña creída ;)

Ahora te gusta jugar a los cuentos llenos de ventajas, seguro...

Cex dijo...

Canicas. Me acabas de recordar algo que escribí hace tiempo. Es eso de ahí.

http://nomemuerdaslasunhas.blogia.com/2005/060702-las-huellas-de-mis-rodillas-dicen-recuerda..php


La sonrisa se me hizo más grande cuando leí el comentario de Carol Blenk, porque también recordé a Alsi y su cuento que nunca acaba...

Blogs que sigo